No pensé que sacaría tanto partido a este chaleco pero últimamente no paro de ponérmelo. Lo compré para llevarlo debajo de algunas chaquetas que tengo sin forro (queda ideal asomando por encima de una de corte militar o de camuflaje, probarlo! ) y al final lo he acabado utilizando como prenda de abrigo. En este caso con una chaqueta chanelera de la que deja asomar las mangas, pero también queda genial con una cazadora de cuero o con una simple camisa blanca si es que no te importa chupar frío…

Chaleco/vest: Pull & Bear; chaqueta/jacket; botines/booties: Zara; pantalones/jeans: Topshop; bolso/bag: Irene Laya.